¿Por qué es importante reconocer las emociones?

La vida diaria está llena de retos y posibilidades. Diario tenemos un mundo de decisiones que tomamos a cada momento, incluso sin darnos cuenta, y que nos llevan a caminos diferentes. No es sólo nuestro razonamiento o nuestras preferencias lo que nos lleva a elegir tal o cual cosa, sino también nuestras emociones, y si no sabemos manejarlas correctamente, podemos tomar decisiones equivocadas (o simplemente no actuar, y arrepentirnos después de no haberlo hecho).

Reconocer las emociones que afloran y las causas que las incentivan juega un papel clave a la hora de tomar decisiones correctas; no podemos elegir bien sin entendernos a nosotros mismos. ¿De dónde viene ese enojo? ¿Por qué me dan tantos celos? ¿Por qué me pone triste esto? ¿Por qué me asusta que él/ella haga esto? Todos tenemos ciertos detonantes, y conocer la raíz de ello es un trabajo que conlleva disciplina y mucho compromiso con uno mismo, pero que también trae infinidad de cosas positivas a nuestra vida.

Dicen que no puedes dominar algo que desconoces, y comprenderlo hace la tarea mucho más sencilla. Cuando sólo dejamos que las emociones nos dominen, dejamos de tener control sobre nuestra vida; la estamos cediendo y ni siquiera sabemos a qué, cómo o para qué, y nos encontramos continuamente arrepintiéndonos o sintiéndonos enfadados con la vida, con los demás o incluso con nosotros mismos. Muchas veces, esta incapacidad de tomar control sobre las emociones lleva a acudir a algún vicio; es una manera de olvidarse de ese problema y de llenar, por unos momentos, los vacíos que se juntan a consecuencias de las decisiones que nuestras emociones toman sin nuestro control.

¡Pero ojo! Aquí va lo importante de todo: la única manera de tomar control sobre ellas es aceptándolas. Está bien sentir miedo, sentir enojo, tristeza, desconfianza o decepción, pero usando también nuestra razón. Preguntarnos de dónde viene cada sentimiento es el segundo paso, después de reconocerlos. Después, podemos analizar a conciencia si nos parece lógica, favorable o buena la actitud o decisión que estamos tomando frente a lo que nos pasa. Recuerda bien los tres pasos antes de tomar una decisión: reconocer, preguntarnos por el origen de ello y analizarlo. ¿Tú cómo te consideras respecto a esto? Si necesitas ayuda, ¡nosotros estamos aquí para ti!

Llama ahora

Abrir chat