Señales de advertencia de que su hijo podría estar consumiendo drogas

Señales de advertencia de que su hijo podría estar consumiendo drogas

El consumo de drogas por un hijo es uno de los peores temores de los padres. Cuando el consumo de alcohol u otras drogas se convierte en una adicción, puede arruinar la vida de un niño. La adicción en los hijos también puede destruir el tejido de confianza esencial en una familia. Detección e intervención temprana son básicas. Aquí hay ocho señales de advertencia que su hijo podría ser adicto.

1. Pistas físicas (busque más de uno y persistencia en el tiempo)

Cambio en los hábitos de alimentación : pérdida o ganancia de peso inexplicable
Incapacidad para dormir o despertarse a las horas habituales
Ojos enrojecidos o llorosos, pupilas dilatadas o mas pequeñas de lo normal
Constipado y moqueo nasal demasiado tiempo
Sudoración excesiva, temblores o sacudidas
Palmas sudorosas o manos frías y temblorosas. Náuseas o vómitos
Hiperactividad extrema o locuacidad excesiva

2. Cambios emocionales repentinos y constantes

Pérdida de interés por la familia
Los signos de paranoia, como ser demasiado discreto o encerrarse en su habitación
La falta general de motivación, energía, autoestima
Deshonestidad crónica (mentir por costumbre)
Cambios de humor, irritabilidad, nerviosismo
Estos cambios pueden llegar a ser tan graves que los padres no “reconocen” a su hijo y experimentan sentimientos de pérdida.

3. Cambios en la asistencia escolar y las calificaciones

La adicción también se muestra a través de un cambio en el comportamiento del niño en la escuela, pero la mayoría de las escuelas no tienen los recursos para identificar el problema. Los padres deben buscar signos, como la apatía, los problemas de asistencia o deterioro en los estudios.

4. Pérdida o ganancia inexplicable de dinero

Los consumidores de drogas a menudo se convierten en traficantes de drogas por lo que llegan a casa con dinero de procedencia extraña. O, en el caso contrario los niños comienzan robando a sus hermanos o padres. Observe si desaparecen cónsolas, ordenadores u otros objetos de valor como joyas, relojes etc. Esté atento a la mentira: “Sólo estoy guardando este dinero para un amigo”, o “me han robado en el metro.”

5. Cambios dramáticos en las amistades

Cuando un niño comienza a abusar del alcohol o de las drogas los amigos o el grupo cambia radicalmente. Deja de relacionarse con los amigos de toda la vida y de repente aparecen “nuevos” amigos. Y casi siempre se muestra muy receloso con el teléfono móvil.

6. Cambios no característicos de humor o personalidad

En algunos casos, la adicción en la juventud se acompaña de problemas de salud mental tales como la depresión o la ansiedad, y el adolescente usa las drogas como “medicina”.

7. Medicamentos que faltan en el botiquín

Muchos jóvenes con problemas de abuso de drogas buscarán en el botiquín de casa o de otros familiares. Los jóvenes son inteligentes y saben que medicamentos contienen componentes que colocan: medicamentos para el TDAH, pastillas para dormir, ciertos ansiolíticos, etc

8. El deterioro en la apariencia

Otro de los signos es la falta de higiene personal, dejadez en el vestir y descuido general de su aspecto físico

Confíe en sus instintos como padre

Puede solicitar información sobre nuestros servicios, sin compromiso.  Tel. 1327 0365

Llama ahora